Remedios caseros usando miel.

By | septiembre 5, 2018

Remedios caseros usando miel.

La miel, es un fluido muy dulce, que producen principalmente las abejas domesticas (del género Apis); y que lo toman gracias al néctar de las flores, o de las secreciones de las partes vivas de algunas; plantas, o incluso de las excreciones de algunos insectos que también succionan el néctar de otras variedades de plantas (áridos). Estas sustancias que extraen las abejas son recogidas por ellas y luego transformadas y  combinarlas con sustancias propias; que luego deshidratan y almacenan en panales para su maduración.

La miel de abejas, además de ser uno de los alimentos más completos que existen en la naturaleza; tiene también varios usos medicinales para tratar múltiples problemas de salud. La miel es un poderoso antioxidante e hidratante de la piel; tiene propiedades cicatrizantes y es un antibiótico natural muy codiciado por las personas.

Gracias al enorme potencial medicinal que posee; la miel de abejas se utiliza mucho para preparar diversos remedios caseros, de los cuales mencionaremos algunos a continuación:

Para fortalecer el sistema inmunológico.

La miel de abejas es excelente para ayudar a la recuperación de aquellas enfermedades que se producen; debido a un sistema inmunitario débil ya que actúa como un potente antibiótico; pues sus nutrientes  aumentan los mecanismos de defensa del organismo, siendo utilizado de manera extendida para tratar la gripe; resfriados y los problemas urinarios.

Para tratar estas afecciones,  se coloca en baño de maría, ½ taza de miel de abejas; en un recipiente resistente al calor durante 5 minutos. Durante este periodo se le va agregando el zumo y la ralladura de un limón, se remueve lentamente con un utensilio de madera y se deja reposar a temperatura ambiente. Luego se almacena el producto en un frasco hermético. Consumir una cucharada al día preferiblemente en ayunas (puede diluirse el producto en un poco de agua).

Para atacar el Acné

Por su poder antimicrobiano, la miel de abejas reduce el crecimiento de bacterias en la piel; por lo que ésta se utiliza mucho para el tratamiento de Acné. Para ello, se tienen dos opciones de uso; la primera de ellas es aplicar la miel pura en todo el rostro dejándola actuar durante 15 minutos y retirar luego enjuagando con agua fría; y la otra opción es  mezclar la miel con el jugo de un limón.

Para el dolor de garganta y la tos.

Por lo general, la miel de abejas es un remedio natural que ayuda a eliminar la flema, lo cual sumado a sus propiedades antibióticas y antisépticas de la misma resulta muy útil para luchar contra las infecciones de la garganta y la tos que se produce a consecuencia de ésta.

Para tratar estas dolencias, se puede ir preparando una infusión caliente con una taza de agua, el jugo de medio limón y dos cucharaditas de miel, y luego tomar esta infusión lo más caliente que se pueda. También se puede preparar un jarabe con 3 cucharaditas de miel y el jugo de medio limón, y tomar una cucharada 2 veces al día.

Para la Digestión

La miel combinada con la raíz del jengibre es un excelente remedio para tratar la inflamación y el dolor abdominal producto de una mala digestión; para ello, se prepara una infusión con una taza de agua, 1 cucharadita de jengibre rallado y dos cucharadas de miel. Se hierve el agua hasta su punto de ebullición y se le echa la ralladura del jengibre, se deja reposar 10 min y luego se le agregan las dos cucharadas de miel, esta infusión se toma unas dos veces al día, hasta que desaparezca la molestia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *